Manchakuypi Kay

La interculturalidad, el criterio de conciencia y el derecho indígena.

DEL ARCHIVO publicado el jueves, 25 de agosto de 2011 en http://jesus-alegria-argomedo.blogspot.pe/2011/08/la-interculturalidad-el-criterio-de.html   por Jesus Alegria Argomedo

Publicado: 2015-09-03

El problema indígena sobre territorio, nación, consulta previa o autonomía económica, social, política o cultural. Es en realidad no  un problema indígena, sino más bien  un problema occidental. Pues la organización económica política cultural de los pueblo originarios existe “per se”, a quienes aun nos resistimos en el discurso y en la praxis, a reconocer la diferencia de concepciones y cosmovisiones del mundo, el tiempo, el espacio que nos rigen. Y la diferencia entre el sujeto colectivo y el sujeto individual que tenemos posicionado en nuestra psiquis. 

La normatividad jurídica internacional a favor de la declaración de los derechos indígenas y sus expresiones colaterales, no ha sido producto de un consenso fácil. La lucha ha empezado en diversos puntos del planeta, hace varios siglos. Solo que, con los procesos de globalización se ha hecho más visible y evidente las demandas identitarias. Y siendo la identidad indígena durante tanto tiempo invisibilizada, ha resurgido con mayor énfasis y protagonismo. Pero los discursos y la praxis que lo mantuvieron sojuzgado y en tensión permanente no han desaparecido, por eso no debe extrañarnos las resistencias.

El convenio 169 de la OIT, es bastante claro,  declaración que no necesita ratificación al  igual a las diversas sentencias supranacionales. El margen para la interpretación es escaso, pero estos siempre van a chocar con el criterio de conciencia de los operadores de justicia y los operadores políticos. Porque el criterio de conciencia puede ser positivo al sujeto de derecho o negativo al sujeto de derecho.

Por eso la principal lucha ahora es generar criterio de conciencia positivo al derecho indígena. Sobre su territorio, pero también sobre su sabiduría, organización política, expresiones culturales, económicas e ideológicas. Y no concebirlos en estado de indefensión permanente, como  el buen salvaje o la tribu perdida de Israel. Y que "solo" nuestro desarrollo los salvará pues eso es repetir el discurso de hace mas 5 siglos.

Por eso reitero que el problema indígena.  no lo es tal, el verdadero problema somos los otros. Los que hemos sido formados, educados y socializados en los dispositivos disciplinarios occidentales. El problema somos aquellos que aun mantenemos una psiquis y cuerpo sojuzgado, normalizado y encorsetado en los discursos hegemónicos occidentales.

Por eso también creo que el proceso de de-construcción hegemónico, debe ser eso “un proceso”. Pues sino, también terminaremos reducidos a la impostura, la careta de lo políticamente correcto y la hipocresía social. Y de eso ya tenemos varios siglos por el castramiento ideológico e intelectual que venimos padeciendo.

Por eso, no he querido citar hechos o precedentes jurídicos, sino apelar a ese aspecto que nos diferencia de los animales y nos moviliza como seres humanos. Pues las demandas indígenas, nos pone como reto, demostrarnos en evolución. Y no solo como sujetos jurídicos o políticos, inertes, rígidos, estáticos. Pues el reto de la interculturalidad, también es un reto cognoscente, para ubicarnos como sociedad en evolución, dinámica, actuante y reconocernos en la diversidad y pluralidad de culturas y en la validez de diversos discursos, lenguajes, idiomas, expresiones estéticas, sociales, económicas y corporales. Oponernos a ello implica reconocernos como cadáveres en la historia, inmovilizados en la alienación y enajenación. Y como subproductos de la hegemonía tecno política y desechos de un modelo rapaz, carroñero o necrofilico.

En la medida que nos reconozcamos como el problema, tendremos la intuición necesaria para cambiar, transformar y evolucionar nuestro entorno político, ideológico, económico y social. Pues si nos mantenemos esperando que, sean los operadores políticos o jurídicos quienes sienten los precedentes interculturales. Caeremos en el riesgo de que el criterio de conciencia negativo a las demandas actuales, termine imponiéndose o perpetuándose durante otro siglo más.

Y paso, pues  no quiero reproducir el modelo académico hegemónico que me exige 5 páginas cuando lo puedo decir con igual convicción en solo una. Pues quiero sentar un criterio de conciencia positivo distinto al que aun nos sojuzga.

Pachamama que estas en el suelo

Santificado sea tu fruto,

Venga a nosotros tu diversidad

En la costa como en la selva

Danos la sabiduría cada día.

Perdona nuestra contaminación

Así como nosotros perdonamos

Huaycos y terremotos;

No nos dejes caer en la avaricia

Y líbranos de insecticidas, políticos y corruptos.

Amen

Jesus Alegria Argomedo

Lunes, 16 de abril de 2012


Escrito por

YANAVICO casa Taller

Activismo independiente, auto gestionado y emancipador que dinamiza voluntades recursos humanos-materiales-tecnológicos-populares Puno-Peru


Publicado en

YANAVICO casa Taller

Activismo independiente, auto gestionado y emancipador que dinamiza voluntades recursos humanos-materiales-tecnológicos populares Puno-Peru